Inicio Más Triunfo El coronavirus también afecta al presupuesto de París 2024

El coronavirus también afecta al presupuesto de París 2024

El impacto de la crisis santiaria en el presupuesto de organización de los Juegos Olímpicos figuraba en el orden del día de una reunión ejecutiva de París-2024, inicialmente programada para el jueves pero finalmente retrasada en el último momento a una fecha por determinar, debido a los cambios de los equipos municipales responsables de la cuestión. El Consejo de Administración de París-2024, previsto para dentro de una semana, también será retrasado.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de París-2024 van a tener que buscar vías de ahorro para hacer frente a las consecuencias presupuestarias de la crisis del nuevo coronavirus, después de que el modelo se haya fragilizado con el aplazamiento a 2021 de Tokio-2020.

El impacto de la crisis santiaria en el presupuesto de organización de los Juegos Olímpicos figuraba en el orden del día de una reunión ejecutiva de París-2024, inicialmente programada para el jueves pero finalmente retrasada en el último momento a una fecha por determinar, debido a los cambios de los equipos municipales responsables de la cuestión. El Consejo de Administración de París-2024, previsto para dentro de una semana, también será retrasado.

El orden del día de la aplazada reunión ejecutiva de esta semana contemplaba que el presidente del Comité de Organización de los Juegos de París-2024, Tony Estanguet, compartiera cómo está la situación sobre varios puntos calientes, especialmente el referente a los patrocinadores y a los retrasos en las obras de las líneas de metro 16 y 17 del futuro Grand Paris Express.

“10% de ahorros”

La cuestión de presupuesto es un asunto sensible para 2024 y no solo afecta a los organizadores.

A los 3.800 millones de euros (4.277 millones de dólares) del Comité de Organización local (COJO) se añaden 3.000 millones de euros (3.376 millones de dólares) de inversiones en grandes obras para esos Juegos (Villa Olímpica, Villa de Medios…), financiados junto a los actores públicos.

A finales de abril, la factura total de la operación para construir el Centro Acuático olímpico en Saint-Denis (norte de París), una instalación emblema de esos Juegos, fue reevaluada hasta los 174,7 millones de euros (196 millones de dólares) de fondos públicos, en vez de los 113 millones de euros (127 millones de dólares) previstos inicialmente.

A principios de mayo, Tony Estanguet se había fijado el reto de encontrar campos en los que ahorrar “entre bastidores” (seguridad, transportes, restauración…), sin renunciar al espectáculo y al legado para los territorios.

Sin negar el impacto de la crisis económica, el tres veces campeón olímpico de canotaje aseguraba que la previsión de aportación de los patrocinadores se mantenía entre 1.000 y 1.200 millones de euros (entre 1.125 y 1.350 millones de dólares) de ingresos.

“Preveían superar sus previsiones, que eran prudentes. Ahora quieren contentarse con alcanzarlas”, asegura, desde el anonimato, un miembro del Consejo de Administración de París-2024, que reúne a los gobiernos locales, al Estado francés y al movimiento deportivo. Según este actor, el aplazamiento de los Juegos de Tokio-2020 fragiliza el modelo financiero a los ojos de potenciales patrocinadores.

“El plan es hacer un 10% de ahorros” respecto al presupuesto, es decir entre 300 y 400 millones de euros (entre 337 y 450 millones de dólares), para tener “márgenes de maniobra”, añade esta fuente. Preguntado por la AFP, el Comité de Organización de París-2024 prefirió no comentar esas cifras, reafirmándose en los 3.800 millones de euros (4.277 millones de dólares) totales.

¿Dónde meter la tijera?

Según todos los actores relacionados con la cuestión preguntados por la AFP, hay margen de ahorro en el presupuesto para preparar estos dos eventos de quince días (Juegos Olímpicos y Paralímpicos), con sedes previstas en Saint-Denis (Stade de France…), París (Trocadero, Plaza de la Concordia…), Versalles (equitación), Marsella (vela) y hasta en Tahití (surf).

“El nivel de servicio durante los Juegos Olímpicos es delirante. Es posible reducirlo un poco sin tocar la calidad, especialmente en los transportes de los deportistas”, afirma un representante municipal.

También se espera que haya zonas de animación menos fastuosas. La capacidad de la Villa Olímpica, que será construida en el norte de París, se redujo ya de 18.000 a 15.000 camas. 

¿Habrá que ir más lejos y sacrificar alguna sede de competición o incluso revisar los planes de la Villa de Medios, como muchos imaginan?

Rodrigo Pérez Maldonado
Periodista de La Nación y Triunfo. Autor del libro de fútbol "Volver a tocar el cielo: El campeonato de la U de 1994 en voz de sus protagonistas" (editorial Forja).

Síguenos

2,594FansMe Gusta
7,383FollowersSeguir
- Advertisment -

Mas Deportes