Inicio Más Triunfo El francés Julian Alaphilippe, campeón del mundo de ciclismo en ruta

El francés Julian Alaphilippe, campeón del mundo de ciclismo en ruta

El corredor galo, ganador de la segunda etapa del Tour de Francia el pasado 30 de agosto en Niza, vivió en Imola uno de los grandes momentos de su carrera deportiva, junto al Tour del año pasado, cuando ilusionó a todo su país llevando durante 14 días el maillot amarillo de líder de la general en la “Grande Boucle”.

El francés Julian Alaphilippe se convirtió en campeón del mundo de ciclismo en ruta, este domingo en el circuito de Imola, en Italia, devolviendo a su país un título que no ganaba desde que en 1997 se impusiera Laurent Brochard. 

La medalla de plata fue para el belga Wout van Aert y el bronce se lo llevó el suizo Marc Hirschi, que entraron a 24 segundos. 

Alaphilippe atacó en lo alto de la última ascensión, a menos de 12 kilómetros del final, para terminar, cruzando la meta en solitario en el autódromo Enzo y Dino Ferrari.

La carrera comenzó a animarse en serio a 70 kilómetros de la meta, cuando la presión del equipo de Francia, después de los esfuerzos de Suiza y Dinamarca, puso fin a la escapada inicial. El alemán Jonas Koch y el noruego Torstein Traeen eran los últimos supervivientes de la misma.

Bélgica tomó entonces el relevo en el ritmo de la cabeza, antes de que el reciente campeón del Tour de Francia, el esloveno Tadej Pogacar, atacara en el pie de la penúltima subida al Gallisterna, a 42 kilómetros de la línea de meta.

La joven estrella de 22 años llegó al inicio de la novena y última vuelta, a 28,8 km del final, con 25 segundos de ventaja sobre el pelotón nutrido con unos 35 corredores. Fue alcanzado antes de llegar a los 20 kilómetros para el final, primero por el holandés Tom Dumoulin y luego por el grupo, comandado por los italianos Damiano Caruso y Vincenzo Nibali.

En la aproximación a la cima de la última subida de la carrera, la del Galisterna (2,7 km con un desnivel medio del 6,4%), Alaphilippe realizó el ataque necesario para destacarse de un pequeño grupo de cabeza que se había formado.

El corredor galo, ganador de la segunda etapa del Tour de Francia el pasado 30 de agosto en Niza, vivió en Imola uno de los grandes momentos de su carrera deportiva, junto al Tour del año pasado, cuando ilusionó a todo su país llevando durante 14 días el maillot amarillo de líder de la general en la “Grande Boucle”.

Síguenos

2,594FansMe Gusta
7,383FollowersSeguir
- Advertisment -

Mas Deportes