Inicio Más Triunfo Estudio en Oxford denuncia inflación descontrolada en presupuestos de Juegos Olímpicos

Estudio en Oxford denuncia inflación descontrolada en presupuestos de Juegos Olímpicos

Un estudio publicado en una revista universitaria revela que para todos los Juegos Olímpicos desde 1960, los gastos casi se triplicaron respecto al presupuesto inicial, con un exceso del 172% de media, en datos reales (sin inflación).

Si “más rápido, más alto, más fuerte” es el lema de los Juegos Olímpicos, parece también aplicarse a la inflación de los presupuestos para este evento planetario, subraya un estudio de unos investigadores de Oxford que abogan por reformas drásticas para preservar el evento.

En su estudio, publicado en una revista universitaria, revelan que para todos los Juegos Olímpicos desde 1960, los gastos casi se triplicaron respecto al presupuesto inicial, con un exceso del 172% de media, en datos reales (sin inflación).

Una tendencia alarmante que puede amenazar la existencia misma de los Juegos, advierten, ya que cada nuevo organizador tiende a intentar superar al anterior.

Los Juegos más caros de la historia son por ahora los de Londres-2012 con 15.000 millones de dólares, y para los de invierno, la palma es para los rusos con Sochi-2014 y 21.900 millones de dólares de presupuesto.

Tokio-2020, aplazado a 2021 por la pandemia, no es una excepción. 

El último presupuesto se situaba en 12.600 millones de dólares, sin contar todavía del todo los costes del aplazamiento que van desde las reservas a nuevas infraestructuras y transportes y los gastos del personal del comité de organización que ha habido que emplear un año más.

Los autores del informe creen que podrían convertirse en los Juegos más caros de la historia.

Para el autor principal del estudio, Bent Flyvbjerg, profesor de gestión de grandes eventos en la Said Business School de Oxford, todo parte del COI y sus relaciones con los organizadores.

‘Aproximación viciada’

“Lo único que le interesa al COI son los ingresos y tenemos así este paradójico sistema de incitación, en el que el COI fija las normas que deben respetarse cuando no es él quien paga las facturas”, explicó a la AFP.

Los escasos esfuerzos del COI hasta ahora para ayudar financieramente a las ciudades sede han tenido poco efecto y se necesitan cambios radicales, según Flyvbjerg.

“Hemos visto ciudades decir ‘hemos cambiado de idea’, lo que es muy embarazoso para el COI. Roma lo hizo, Boston, Hamburgo…”, relató este investigador.

“Eso es lo que va a llevar al COI a afrontar este problema”, quiere creer Flyvbjerg, que considera que hay “un riesgo real de que los Juegos no se sostengan”.

El COI ha mostrado su desacuerdo con las conclusiones del estudio para el que no fue consultado y acusó a los autores de hacer una aproximación “sumamente viciada” mezclando el presupuesto de los Juegos mismos y el de las infraestructuras desarrolladas por ciudades, regiones o países.

“Eso da la impresión errónea de que el coste de estas infraestructuras debe amortizarse durante las cuatro semanas de Juegos”, subraya un portavoz de la organización.

“Simplemente no es verdad. Parece que tampoco se tiene en cuenta el legado que dejan los Juegos”, añade.

‘Eventos hinchados’

Flyvbjerg insiste, no obstante, en la necesidad de una reforma.

Una solución para reducir costes sería elegir ciudades que ya tengan la mayor parte de la infraestructuras necesarias.

París en 2024 y Los Ángeles en 2028 se benefician de esto.

Pero, algo más eficaz sería contar con una sede única, como Atenas en la antigüedad, algo que no parece vaya a entusiasmar al COI.

Otra idea sería que cada ciudad organizara dos o tres ediciones de los Juegos.

“Eligiendo ciudades adecuadas se puede dividir entre dos los costes”, aseguró.

“Si se hiciera eso, las ciudades dirían que si pueden hacerlo por 5 o 6.000 millones de dólares, sería un precio justo para la mayor fiesta del mundo”, precisó.

“Espero que Tokio sea el último de estos eventos hinchados en los que los costes se disparan por todas partes y no hay ningún control digno de ese nombre sobre la forma en que se gasta miles y miles de millones de dólares pagados por los contribuyentes en impuestos”, concluyó.

Rodrigo Pérez Maldonado
Periodista de La Nación y Triunfo. Autor del libro de fútbol "Volver a tocar el cielo: El campeonato de la U de 1994 en voz de sus protagonistas" (editorial Forja).

Síguenos

2,594FansMe Gusta
7,383FollowersSeguir
- Advertisment -

Mas Deportes