Ex coach se disculpó con Thiem: “Realicé declaraciones muy estúpidas”

"Con comentarios así no mejoro nada. Todo lo contrario, hacen que nuestras relaciones empeoren aún más y no lleguemos a ningún acuerdo. Espero que Thiem consiga hacer grandes cosas en su carrera deportiva y demuestre que está llamado a ser un grandísimo tenista capaz de ganar títulos importantes", señaló Günter Bresnik.

0
458

Fue en marzo pasado cuando Günter Bresnik, ex coach de Dominic Thiem despedazó al tenista austriaco y su padre, Wolfgang, por la forma en que en mayo del 2019 pusieron fin a su vínculo de trabajo para continuar a tiempo completo con el chileno Nicolás Massú, al que incluyeron meses antes en el staff.

“No tengo ningún tipo de rencor, pero es cierto que estoy un poco molesto porque me sentí engañado. He dado mucho por ese equipo. Sin mí, Wolfgang (Thiem) sería un entrenador del club de Seebenstein y Dominic un jugador de categoría Futures“, fueron las declaraciones de quien había sido el entrenador de toda la vida del nacido en Wiener Neustadt.

El quiebre en la relación incrementó, luego de que el propio actual 3 del mundo respondiera a su exadiestrador, aunque ahora Bresnik pidió disculpas por sus últimas declaraciones.

“No tengo problemas en decir que me equivoqué y que realicé unas declaraciones muy estúpidas. Con comentarios así no mejoro nada. Todo lo contrario, hacen que nuestras relaciones empeoren aún más y no lleguemos a ningún acuerdo. Espero que Thiem consiga hacer grandes cosas en su carrera deportiva y demuestre que está llamado a ser un grandísimo tenista capaz de ganar títulos importantes“, reconoció en entrevista con Kronen Zeitung.

Eso sí, todavía le sigue dando vueltas al fin de su trabajo con el doble finalista de Roland Garros: “Thiem y yo formábamos un tandem muy bueno y conseguimos grandes cosas, pero tuvo unos meses un tanto malos a nivel de juego y de victorias y él tomó una decisión. La historia con Dominic duele muchísimo. He entregado muchísimos años de trabajo hacia él y haberle perdido tanto a él como a su padre Wolfgang fue muy duro. Su padre no sólo fue un colega mío en su preparación, sino que fue amigo mío durante muchísimo tiempo. No tengo dudas de que si la vida me diese la oportunidad de poder entrenar a un jugador como Thiem lo aprovecharía sin ninguna dudas. No aceptar una proposición así sería muy absurdo”.

Sobre el deterioro en la relación, sostuvo: “No entiendo qué ocurrió, pero la mala relación que tenemos ahora no viene porque yo quiera estar así. Yo nunca he tenido ningún problema con Thiem y con sus padres. Parece que cada vez que doy una entrevista y hablo de él, se molestan por lo que pueda llegar a decir. Ojalá nuestra relación mejore y podamos aunque sea tener una relación basada en el respeto”.